Edomex: Gana Delfina, pero no Morena

279
Delfina Gómez de Morena, obtuvo el triunfo con un 8% de ventaja sobre Alejandra del Moral del PRI.

Análisis: De la Redacción

No hay nada escondido bajo el sol, en la elección de este 4 de junio la joya de la corona era el Estado de México, donde finalmente, según el PREP EDOMEX, Delfina Gómez, de Morena, obtuvo el triunfo con un 8% de ventaja sobre, Alejandra del Moral, del PRI.

La victoria de Morena enmarca, el inicio del proceso electoral 2024, donde estará en juego la Presidencia de la República, y esto revitaliza al partido y a sus aliados, quienes se visualizan con un triunfo sin aristas; sin embargo, las cosas no son tan alentadoras, y faltan factores por considerar para tener un mejor escenario.

En apoyo a Delfina Gómez de Morena, se volcó el Presidente de la República en todas y cada una de sus mañaneras; obtuvo la amplia ayuda de los Programas Bienestar; las “Corcholatas” de AMLO no cesaron en sus giras; toda la estructura de Morena estuvo ahí; los gobernadores morenistas hicieron su trabajo y contribuyeron con operadores y capitales; y Alfredo del Mazo dio la espalda  a su partido.

Por eso el triunfo tiene 2 lecturas: es cierto, ganó Delfina Gómez; pero Morena obtuvo una votación más baja, de lo que esperaban.

Según datos del PREP del Edomex: de 12 millones de votantes, sólo participó el 50%, es decir 6 millones, quienes definieron los resultados.

La alianza Morena, PVEM y PT, obtuvieron el 52% de la votación y PRI-PAN-PRD-NA el 44%. La alianza de Morena obtuvo en votos 3 millones 227 mil; la alianza PRI 2 millones 715 mil. Una ventaja no contundente del 8%.

Por partidos políticos: de 12 millones de votos, sólo Morena, obtuvo 2 millones 189 mil; y el PRI como partido 1 millón 724 mil.

Es decir, Morena en la elección del Estado de México, con toda la “cargada”, no llego sólo ni al 20% del total de votantes; a la operación partidista, le salió muy caro cada uno de sus votos. Morena esta consiente que, a pesar de los triunfos en los estados, sus números no reflejan el discurso ni la postura de líderes o militantes; y de cara a una elección presidencial, teniendo al Presidente de su lado, tienen un posible triunfo garantizado, pero con una frágil ventaja, que puede ser impactada de hoy, al día de las elecciones.