Acusan a jueza de violencia vicaria en Juzgados Civiles y Familiares

123

Mujeres se manifestaron este lunes en los Juzgados Civiles y Familiares de la Ciudad de Oaxaca, para exigir la destitución de la jueza María Eugenia López Morales por ejercer violencia vicaria en el ámbito institucional contra Erika Montes.

Indicaron que denuncian la actuación de varias Juezas y Jueces que ejercen violencia institucional contra ellas, al juzgar sin perspectiva de género y de infancia. Rehusándose a aplicar el contenido de Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, e ignorando las Convenciones y Tratados internacionales, de los cuales nuestro país es parte.

En este contexto señalaron que, denuncian la negligente, imprudente, omisa y carente de pericia legal, actuación de la Jueza María Eugenia López Morales, quien el viernes 1 de diciembre de este año, entre las 15 y 15:10 horas, elementos de la AEI, se presentaron en el domicilio de Erika Montes. Esto fue resultado de una orden de cateo emitida por la Jueza del Juzgado 5° Familiar del Centro de Oaxaca, quien decidió modificar la guarda y custodia de una niña de 6 años para entregársela al progenitor.

“Ella misma había otorgado la custodia anteriormente a la madre y que a pesar de esto, el progenitor sustrajo a la niña de manera violenta en el preescolar donde cursaba la niña, con la ayuda de la directora y maestra. Logrando mantenerla oculta por 2 meses. Hechos que fueron denunciados ante la fiscalía y en donde la víctima solicitó la recuperación de la niña, pues la jueza le negó dicha petición porque ya se iban de vacaciones de Semana Santa”, dijo.

Al invadir la casa, los agentes de la Agencia Estatal de Investigación sin protocolo alguno, ingresaron al domicilio e irrumpieron en una habitación, jaloneando y con uso excesivo de la fuerza, golpearon a la mujer, dijeron, mientras esto ocurría, su sobrino el niño de iniciales A.E.R.M. quien cuenta con 6 años de edad, presenció todos los golpes y forcejeos. Momento en el que la niña sustraída, aterrada y llorando gritaba que quería quedarse con su mamá y suplicaba que no se la llevaran.

“Incluso el Niño de.iniciales J.M.R.M., fue amedrentado por un agente estatal que portaba una gorra con las iniciales AEI, uniformado, portando lentes oscuros y un arma larga en la mano derecha. Lo cual, a todas luces, constituyen ACTOS DE Tortura, no solo contra Erika, sino contra su hija y sobrinos, quienes presenciaron los actos de horror por parte de las autoridades”, señalaron.

Estas acciones fueron realizadas con la anuencia de la citada Jueza, reforzando la violencia estructural del sistema patriarcal ejercida por las y los operadores judiciales o jurisdiccionales, por ello acusan que esa violencia institucional, se traduce en que no se logra acceder a la justicia en casos de violencia de género contra las mujeres, por la negligencia, omisiones y arbitrariedades de las autoridades del sistema de justicia.

Por ello, mencionaron que exigen la destitución de la jueza, por ejercer violencia vicaria en el ámbito institucional contra Erika Montes y violentar el interés superior de su hija, además de contar con antecedentes de violencia institucional ejercida contra otras víctimas de violencia.