Venta de Citibanamex se ha demorado ‘más de lo esperado’, dice Citigroup

69
Desde que se anunció la venta de Citibanamex y hasta principios de marzo, casi un millón de clientes de la entidad bancaria habían cerrado sus cuentas

CIUDAD DE MÉXICO.- La venta de la unidad mexicana de banca minorista de Citigroup, Citibanamex, ha tardado “más de lo esperado” y la transacción es compleja, dijo el martes la directora general del banco estadounidense, Jane Fraser.

A principios del año pasado, Citi anunció que vendería sus operaciones de Citibanamex, despertando el interés de varios posibles compradores, muchos de los cuales han ido abandonando el proceso.

Entre los últimos postores se encuentran el magnate Germán Larrea, dueño de la gigante minera Grupo México, y Banca Mifel, también del país latinoamericano.

Citigroup apuesta por venta o una oferta pública inicial

El banco estadounidense aún está buscando dos opciones para el negocio: una venta o una oferta pública inicial, agregó Fraser, en el marco de la reunión anual de la empresa.

Mike Mayo, analista de Wells Fargo que asistió al encuentro virtual de accionistas de Citigroup, dijo que la entidad podría haber obtenido una valoración mucho más alta si hubiera vendido Citibanamex hace una década.

El camino iniciado hace más de un año por Citigroup para vender su unidad minorista mexicana sigue sin llegar a su fin y ha visto como potenciales interesados en la adquisición, como el Grupo Financiero Banorte y el Grupo Financiero Inbursa, del magnate Carlos Slim, abandonaban la carrera.

Desde que se anunció la puesta en venta de Citibanamex y hasta principios de marzo, casi un millón de clientes de la entidad habían cerrado sus cuentas, según datos del regulador bancario local, aunque no está claro si esta operación es la causa.

En febrero parecía que Grupo México había desatascado la operación, ya que habría asegurado compromisos de financiamiento por cinco mil millones de dólares para su propuesta de compra, según personas familiarizadas con el asunto, pero hasta el momento sigue sin concretarse.