Aumenta la cifra de muertos por brote de cólera en Sudáfrica

63
Van 15 muertos por brote de cólera en Hammanskraal, ciudad ubicada a 50 kilómetros de Pretoria, la capital de Sudáfrica.

De acuerdo con David Mahlobo, viceministro de agua y saneamiento de Sudáfrica, el número de muertes por cólera en la localidad de Hammanskraal, a unos 50 kilómetros al norte de Pretoria, aumentó de 12 a 15.

“Hay un incremento de muertes. Los números ahora se sitúan en quince”, afirmó Mahlobo en una rueda de prensa en el hospital Jubilee de Hammanskraal, en la que indicó que se ha abierto una investigación para determinar el origen de la epidemia.

Previamente, Motalatale Modiba, portavoz del departamento de salud de la provincia de Gauteng, había confirmado que dos personas habían fallecido a causa de la enfermedad anoche, lo que elevaba a doce el número total de víctimas mortales desde el pasado día 15.

Desde esa fecha, unas 95 personas han recibido tratamiento médico por ese padecimiento, según el citado departamento, que este domingo confirmó la declaración de la epidemia en Hammanskraal.

La municipalidad de Tshwane, que incluye Pretoria y Hammanskraal, está proporcionando tanques de agua a los residentes, tras desaconsejar que bebieran agua del grifo.

“Sí, les estamos proporcionando tanques de agua, Son doce (muertos) ahora, doce personas y ya no son diez; pero lo sé y también me rompe el corazón escuchar esto. No quiero que la gente muera, pero aún no sabemos cuál es la fuente de esto”, afirmó hoy la concejala Rina Marks, miembro del comité de salud de la Alcaldía en Tshwane, cuando las víctimas mortales se cifraban aún en doce.

El Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD, en sus siglas en inglés) ha pedido a los residentes de Hammanskraal que hiervan el agua o la traten con lejía antes de consumirla.

“Hervir y también usar lejía doméstica para tratar el agua antes de usarla para beber o cocinar es efectivo para eliminar la bacteria del cólera y todas las demás bacterias y virus que causan enfermedades diarreicas”, explicó la doctora Juno Thomas, directora del NICD, citada para la SABC.